7 trampas mentales que nos hacen tomar malas decisiones

Solemos creer que somo totalmente autónomos al tomar decisiones tanto personales como empresariales. Sin embargo, dentro de nuestro cerebro siempre están en competencia tu inteligencia racional y emocional, de modo que algunas de nuestras decisiones estén viciadas por nuestros propios conflictos internos, anhelos y creencias, es lo que se llaman “sesgos cognitivos

Veamos algunos:

1. Confirmación:

Es la tendencia a buscar información o rodearnos de personas que sabemos van a estar de acuerdo con nuestra posición. Esto puede hacer que evites hechos que pueden ir en contra de tu idea o alejarte de personas que pueden hacer críticas de la misma. Por esto debes desconfiar cuando todo parece indicar que tu decisión es correcta al 100% y asegurarte de validarla de una manera cruda enfrentando todos los elementos negativos adecuadamente.

2. Fijación funcional:

Es la tendencia a creer que algo es únicamente para lo que te explicaron que era y que no puede ser utilizado de una manera diferente. Este sesgo va muy en contra de decisiones innovadoras y puede llevarte a subvalorar ideas que vayan en contra de la lógica existente por aprobar aquellas más acordes con las creencias y suposiciones socialmente aceptadas.

3. Desconfirmación:

Al contrario de la confirmación, es la tendencia a subvalorar y descalificar aquellos elementos que van en contra de tus ideas y creencias y aceptar sin resistencia aquellas que van a favor de ellas. Esto puede hacerte evitar y criticar duramente las evidencias que critican tu idea a pesar de tener fundamento y ser más suave cuando analizas las favorables.

4. Percepción selectiva:

Este sesgo hace que solo percibas fácilmente ciertos elementos que están acorde con tus creencias, esperanzas e ilusiones. Dicen que este es el culpable de que por ejemplo, cuando vas a comprar un auto, veas más autos iguales de lo que veías antes de tomar la decisión. Este sesgo se complementa al de la confirmación ya que hace que solo encuentres conceptos a favor de lo que crees y que luego sustentarán tu idea.

5. Aversión a la pérdida:

Es la tendencia a preferir evitar las pérdidas que obtener las ganancias. Esto puede hacerte ver la idea o solución elegida es mejor que cualquiera que puedas obtener después, porque ya la asumes como algo ganado; seguir buscando, sería perder lo que ya tienes. Puedes caer en el error de confiar ciegamente en la primera solución o idea que se te ocurre y justificarlo con criterios de tiempo, urgencia etc.

6. Falacia del jugador:

Es la tendencia de creer que cosas que son completamente aleatorias e independientes, tienen alguna relación y son influidas por resultados anteriores. Cada vez que lanzas una moneda hay siempre un 50% de probabilidad de que caiga una u otra cara, pero si una de ellas se repite en varias oportunidades, tiendes a creer que la próxima vez que la lances caerá la cara opuesta. Este efecto puede hacerte creer que alguna solución que fracasó en el pasado a pesar de haber sido intentada varias veces, tiene más oportunidad de funcionar ahora, a pesar de que hay condiciones independientes y no relacionadas.

7. Descuento hiperbólico:

Este es el causante entre otras cosas, de que muchos no hagan dieta. Es la tendencia a darle mayor valor a pequeños beneficios o placeres a corto plazo que a los que pueden obtenerse a largo plazo. Este efecto puede hacerte valorar más una idea que genere un beneficio temporal inmediato, antes que aquella que puede darte uno definitivo pero que tarda más tiempo.

Leer más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: