8 atajos cognitivos para influir en los demás y para evitar su influencia

Muy adecuado este artículo para este día!

Si definimos la influencia como el poder para determinar o alterar la forma de pensar o de actuar de otra persona entonces seguro que a todos nos gustaría desear esta competencia (cuidado con lo que se desea, y más en esta Noche). Y si ya lo contamos en modo bullet pues ideal!!!

1. La necesidad irresistible de corresponder favores

La regla de la reciprocidad establece que sentimos el deber de pagar los favores recibidos. Si alguien nos hace un favor y no lo devolvemos, sentimos una carga psicológica. Cuando alguien no devuelve un favor lo calificamos de ingrato, y tememos ser etiquetados como tal nosotros mismos.

2. Lo escaso se vuelve más deseable

Una poderosa influencia en nuestra toma de decisiones es la escasez: Las oportunidades son vistas como más valiosas si su disponibilidad es limitada. Esto parece ser causado por el hecho de que la gente odia perder oportunidades, y es algo bien conocido por los anunciantes.
La escasez se convierte en una poderosa influencia en dos direcciones: En primer lugar, tenemos la tendencia a querer algo con más intensidad si su disponibilidad ha disminuido recientemente en lugar de si ha sido baja desde el principio. La caída repentina aumenta el deseo.

3. La información prohibida nos atrae

Parece haber mucha verdad en el viejo dicho de que las personas quieren lo que no pueden tener. Los padres a menudo observan este fenómeno en sus hijos: cualquier juguete será mucho más atractivo para el niño si se le prohíbe expresamente jugar con él.
Pero esto plantea problemas interesantes también en el mundo de los adultos, sobre todo en lo que respecta a la censura, ya que la información prohibida también se considera más valiosa que la información de libre acceso.

4. Nos importa ser coherentes

Un curioso experimento dejó ver que cuando en la playa la gente es testigo de un robo en una toalla vecina, sólo el 20% reacciona; pero si el dueño de la toalla pide primero a la gente que vigile sus cosas, el 95% de ellos se convierte en vigilante activo, persiguiendo incluso al ladrón. Su deseo de ser coherente es un impulso casi incontrolable.
Pero de qué depende la coherencia. La respuesta es sencilla: del compromiso. La investigación muestra que una vez que nos comprometemos a algo con palabras o acciones, queremos ser coherente con ello; y el compromiso público es el motor más potente de todos, llegando a modificar nuestra propia imagen para ser coherentes con nuestras acciones anteriores.

5. Ante la incertidumbre buscamos la prueba social

El principio de la prueba social afirma que a menudo decidimos qué hacer al ver lo que otros están haciendo.
Esta tendencia se utiliza para manipular, por ejemplo, cuando se utilizan risas artificiales en los programas de televisión, o cuando el músico callejero deja unas cuantas monedas en su sombrero para hacer que parezca que todo el mundo está siendo generoso.
La prueba social es especialmente fuerte cuando reina la incertidumbre, es decir, cuando estamos inmersos en la toma de decisiones, lo que nos convierte en mucho más vulnerables.

6. Las personas similares nos influyen más

A menudo imitamos a otros en nuestras elecciones, y esta tendencia es más fuerte cuando la persona observada es similar a nosotros mismos. Basta con contemplar cómo los adolescentes son susceptibles a las opiniones y opciones de moda de sus compañeros.
Es por esto que las empresas utilizan a menudo anuncios con entrevistas de “gente normal” que abordan en la calle y que avalan su producto. Tenemos la tendencia a pensar que estas personas son similares a nosotros mismos, y por lo tanto su respaldo es un fuerte indicador de que un producto es bueno.

7. Cumplimos más con la gente que nos gusta

Como regla general somos más dóciles y amables con las personas que nos gustan, y hay algunos factores que influyen más que otros.
Uno de estos factores importantes es el atractivo físico. Se produce el denominado efecto halo, por el que tendemos a ver las personas atractivas como inteligentes, amables y honestas.
También suelen gustarnos las personas que se parecen a nosotros de alguna manera. Por esta razón, los vendedores frecuentemente nos felicitan y procuran alguna conexión con nosotros, nuestro aspecto o nuestros gustos.

8. El poder de la autoridad y sus símbolos

Los seres humanos somos entrenados desde el nacimiento para obedecer a las autoridades apropiadas en cada etapa de nuestras vidas.

Si no tenemos ninguna evidencia fiable de la autoridad de otra persona, utilizaremos símbolos sencillos para su estimación. Los títulos académicos, por ejemplo, son distintivos muy potentes. Frente a alguien que identificamos como un profesor, no sólo respetamos y aceptamos más sus opiniones, si no que tendemos a verlo como físicamente mejor (efecto halo).
La ropa y los accesorios también son poderosos símbolos de autoridad.

Leer más

Antipatrones I: Antipatrones de gestión

Un poco de Java

Gracias al trabajo de recopilación de varias personas (que recuerde ahora al menos Ahmad, Miguel, Jesús, Juanma y María) puedo postear esto ;).

Los antipatrones son soluciones erróneas que presentan más problemas que los que solucionan.

Son una extensión natural a los patrones de diseño.

Los antipatrones pueden dividirse en 3 grandes categorías:

  • Desarrollo de Software: Se centran en problemas asociados al desarrollo de software a nivel de aplicación.
  • Arquitectura de Software: Se centran en la estructura de las aplicaciones y componentes a nivel de sistema y empresa.
  • Gestión de Proyectos de Software: En la ingeniería del software, más de la mitad del trabajo consiste en comunicación entre personas y resolver problemas relacionados con éstas. Los antipatrones de gestión de proyectos de software identifican algunos de los escenarios clave donde estos temas son destructivos para el proceso de software

Antipatrones de gestión

Nombre Concepto
Productividad a toda costa

Ver la entrada original 687 palabras más