Los 4 dioses del management: Zeus, Apolo, Atenea y Dionisios

En este post de Daniel Blanco se explica a través de la simbolización en 4 dioses griegos: Zeus, Apolo, Atenea y Dionisios las culturas de empresa típicas y cómo debemos llegar hacia la “Corrección Cultural”:

1. Cultura de Zeus (o cultura de club).

Se basa en las relaciones personales y que mantiene un líder dominante en relación a todos sus miembros. Se trata de una situación bastante típica en organizaciones medianas y pequeñas regidas por un director, con frecuencia fundador de la empresa, que determina todas las líneas estratégicas de la entidad.

2. Cultura de Apolo (o cultura de roles).

Muy común en las grandes organizaciones y en la que lo relevante es el cargo ocupado por el personal. Esta cultura está bastante delimitada por las reglas y procedimientos y la toma de decisiones se suele efectuar considerando todos los departamentos o áreas implicados por lo cual la calidad de lo decidido suele ser buena.

3. Cultura de Atenea (o cultura de las tareas).

Aquí la estrecha compenetración y colaboración marca el trabajo y la relación entre los miembros de la organización. Actuación defendida en muchas de las nuevas empresas en los últimos años bajo el lema de que la suma del trabajo es superior a cada parte por individual.

4. Cultura dionisiaca (o cultura existencial).

En la cual predomina la individualidad consiguiendo colaboraciones puntuales en beneficio del grupo. Su riesgo consiste en que el perfil autónomo suele llevar mal el sometimiento a alguna disciplina (Handy pone como ejemplo las Universidades americanas y los despachos de abogados).

La evolución: Teoría de la corrección cultural

La evolución básica de cualquier entidad que con el tiempo va creciendo es la de comenzar con una cultura de club donde las decisiones pueden ser rápidas y gestionadas más o menos eficazmente por un Director (o una cultura dionisiaca donde la colaboración es el factor dominante).

A medida que crecen su paso a la cultura de roles será indispensable así como la necesidad de marcar una serie de procedimientos de trabajo que marquen las líneas básicas de actuación de los diferentes procesos de la entidad (el paso de la cultura de Zeus a la cultura de Apolo, generalmente difícil se conoce como “crisis apolínea”).

El paso siguiente dentro de la cultura de roles será la generación de grupos de trabajo interdepartamentales (incluyendo también en muchas ocasiones el trabajo de personal externo) para introducir “rasgos” dionisiacos o de Atenea que refuercen la respuesta de la empresa ante los cambios y amenazas que puedan producirse.

Es lo que Charles Handy denomina la “teoría de la corrección cultural” por la cual la organización debe mantener un perfecto equilibrio entre los cuatro dioses adaptando la dirección de la empresa a la cultura adecuada para cada situación y objetivo.

5 Tendencias Big Data en el ámbito Financiero para 2016

La adopción de estándares y plataformas cada vez más maduras cambiaré el foco Big data desde los proyectos de Infraestructura IT-driven a soluciones Business-driven.

1. La aparición de potentes Casos de Uso en el ámbito Big Data (por fin!!!)

2. El Smart Data Lake

3. Democratización del acceso a los datos

4. Amplio despliegue de soluciones Big Data en medianas empresas

5. El ascenso del Big Data Governance

Leer más

Algunas líneas rojas que nunca debes traspasar en tu trabajo

Leía ayer en Expansión este interesante artículo de Tino Fernández con párrafos tan atinados como estos:

“Tu jefe… Si piensas en líneas rojas que no conviene traspasar, muchas de ellas se refieren a quien te manda, que es también quien te juzga y te valora. Gestionar esa relación profesional (y también la personal) es una de las primeras lecciones que debes aprender para no tener que “irte” de tu superior.”

“hay cuestiones básicas, como evitar ser demasiado transparente acerca de lo que haces durante tu tiempo libre; o ser muy prudente con lo que pones en Facebook o en Twitter… Criticar al jefe o a la empresa es un error garrafal. De insultar, ni hablamos.”

“Tampoco resulta demasiado inteligente decirle a tu superior que estás buscando trabajo”

“Quedarse a gusto y desahogarse puede no ser sensato. El vómito tóxico nunca es rentable

“Y no esperes que la satisfacción en el trabajo dependa exclusivamente de la empresa en la que estás. Es una tarea de cada uno que ha de trasladarse al entorno de trabajo. El puesto ideal no existe, y tampoco la empresa perfecta. La frustración llega si te obsesionas por vivir en un paraíso profesional irreal.”

Evita ser uno de esos pesimistas que lo ven todo mal y no cometas el error de interpretar siempre lo peor, o ser de la clase de profesionales que crean más conflictos de los que son capaces de resolver.”

Hoy ser uno mismo es un requisito. Tendencias como el mindfulness prueban la necesidad de encontrarse bien con uno mismo para ser feliz en el trabajo. Debes ser auténtico, pero sin gritarlo a los cuatro vientos.”

Nunca te vendas por encima de tus posibilidades. No digas lo que no eres. No se trata de decir a tu jefe y a los demás lo grande que eres, sino de mostrarlo sin ningún reparo. Decir la verdad te llevará a ganarte la confianza y el respeto de quien te manda y eso ayuda a que construyas una reputación sólida.”

Reinvéntate y añade valor sin creerte insustituible.”

“Las organizaciones deben entender que es necesario que haya profesionales que sean influencers y que tomen decisiones importantes siendo invisibles. Las empresas han de aprender a motivar y reconocer a este tipo de profesionales, porque si no lo hacen, éstos terminarán yéndose.”

“Hablando de invisibilidad, es preferible que pases inadvertido a que utilices tu marca personal de forma desastrosa… Además, ten en cuenta lo que te juegas si decides ofrecer una imagen que crees adecuada pero que nada tiene que ver con tu vida real y con tu verdad profesional.”

“La disponibilidad de 24 horas y la injerencia de las compañías en nuestra esfera privada va en aumento, pero atender a estas demandas es una decisión personal…pero debes recordar que en el nuevo escenario laboral, que implica exigencias de tiempo y dedicación nunca vistas, tendrás que desarrollar una gestión específica…Piensa más bien en la integración.”

Leer artículo