7 formas (casi ilegales) de sacar de quicio a tu jefe

Este post de lenguajecorporal.org muy Javero no es, pero a lo mejor os resulta útil en algún momento 🙂 :

Con frecuencia veo gerentes que son déspotas y tiranos (yo mismo he tenido algunos), y a veces la “dulce venganza“ nunca llega. Pero ¿Te gustaría sacar de quicio a tu jefe de una manera totalmente segura? Ya es hora de que seas tú quien juegue con su mente, empezando por…

#7. Olvidarte de la palabra “Sí“

#6 – Sé un maestro de la ambigüedad

#5 – Ignóralo (sin que se dé cuenta)

#4 – Convencerlo de que eres superdotado

#3 – Invítalo a una causa noble (y fastidiosa)

#2 – Haz que dude de sí mismo

#1 – ¡Llama a los mariachis!