¿Qué ha pasado con Amazon Web Services?

Sigue el culebrón de los fallos del servicio de Amazon Web Services (Amazon EC2).

Según explican, el problema radicó en la creación de numerosas copias de seguridad que agotaron el espacio de almacenamiento de Amazon y provocaron un fallo en un datacenter que se extendió a los demás. Los sistemas de redundancia, que teóricamente deberían evitar que un fallo en un servidor afecte al funcionamiento general de todo el conjunto, también fallaron y como resultado multitud de sitios web dejaron de funcionar.

Amazon Web Services es una plataforma de hosting (más o menos), que ofrece a los clientes alojamiento, bases de datos y tiempo de procesador. Muchos servicios de internet usan AWS ya que ofrece una plataforma barata, flexible y escalable, además de bastante fiable.

Ahora mismo AWS todavía no se ha recuperado totalmente, tal y como explican en su página de estado. Sin embargo, uno de los problemas más importantes es que nadie externo a Amazon sabía qué estaba pasando en realidad. Las empresas no tenían su alojamiento, y sin saber qué ocurría era más difícil recuperar la normalidad.

Este incidente debe enseñarnos que no hay nada infalible, que no debemos fiarnos de un único servicio o plataforma y siempre que sea posible hay que tener copias de seguridad.

Vía | Mashable
Sitio oficial | AWS Status Page

A %d blogueros les gusta esto: