WebP, el formato de imágenes de Google

Google sigue intentando mejorar nuestra experiencia en Internet. Su último avance, un nuevo formato de imagen: WebP.

http://code.google.com/intl/es-ES/speed/webp/gallery.html

Gran parte de la responsabilidad en lograr que una página web se cargue más rápido, proviene del diseño de la página en sí. Utilizar imágenes es algo común, y formatos JPG, PNG y GIF han sabido estar a la altura de las circunstancias durante estos últimos años. Sin embargo dichos formatos tal vez no sean del todo adecuados para las demandas actuales. El PNG se ha caracterizado por ofrecer una gran calidad de imagen, mientras que el JPG tiene a la compresión como su principal ventaja. Tal vez sea posible encontrar un término medio entre ambos formatos.

Así lo cree Google, al presentar al nuevo formato WebP. De acuerdo a la presentación oficial, el 65% de los bytes transferidos en la carga de una página web son consumidos por imágenes. Esto puede llevar a una lentitud no deseada, y los efectos se vuelven muy tangibles en conexiones más modestas. La navegación móvil también puede verse perjudicada por un alto contenido de imágenes, ya que además de ofrecer una experiencia lenta, más bytes cargados significan más bytes consumidos en conexiones medidas. Opera ha ofrecido una solución parcial con su modo Turbo, pero el formato WebP trabajaría a un nivel más bajo y compatible con todo navegador y toda aplicación que adopte dicho formato.

Para el desarrollo del formato WebP se ha utilizado el códec VP8 que Google liberó hace poco tiempo. A modo de comparación, también se creó una galería en la que se puede observar que, en el peor de los casos, el formato WebP puede crear imágenes un diez por ciento más pequeñas que el mismo ejemplar en JPG, manteniendo la misma calidad.

Al ser un formato de imágenes nuevo, no existe ninguna aplicación capaz de abrir contenido WebP, pero ya existe una herramienta de conversión para Linux (la versión para Windows está en camino). Otro objetivo es integrar WebP al motor WebKit, lo que significa que el nuevo formato se integraría con Google Chrome. La idea de que exista un formato estándar de imágenes para Internet no es algo negativo, pero habrá que esperar para saber si será WebP, u otra implementación.

Android necesita más seguridad en el Android Market

Copiado de

Android necesita más seguridad en el Android Market

Ahora que Windows Phone 7 está en camino y parece que uno de sus puntos fuertes va a ser su tienda de aplicaciones, de la que ya comentamos algunas características como la de ver muchos juegos de Xbox Live o la estupenda aplicación que estaban preparando los desarrolladores de Foursquare, si tenemos también en cuenta una App Store de iOS que está más fuerte y más viva que nunca con los desarrolladores preparando aplicaciones también para el lucrativo iPad y todo el contexto del mercado de aplicaciones global, sólo puede llegarse a la conclusión de que Android empieza a tener un serio problema con su Android Market.

La cuestión es la siguiente, los usuarios necesitamos un perro guardián, puede sonar ridículo, autoritario e incluso intrusivo, pero cuanto más observo el panorama actual más me convenzo de ello. Otra cosa es que ese perro guardián sea alguien tan intransigente como los de Apple y sus polémicas y restrictivas normas, pero eso no significa que se lleguen a los extremos de descontrol y de libre albedrío que se producen en el Market, ni mucho ni tan poco. Necesitamos un perro guardián porque a la primera de cambio o son los usuarios o son los desarrolladores los que acaban ocasionando problemas.

Para ser francos, el Android Market a mí me parece una completa basura, habrá quien pueda negarlo, habrá quien pueda gustarle, y me parece bien, pero desde luego yo tengo bien claro que debería ser la modificación prioritaria número uno para la próxima versión del sistema operativo, la 3.0 Gingerbread. En parte, este pensamiento surge a raíz la noticia de que una treintena de aplicaciones populares (nada de apps de terceros sacadas de un foro de mala muerte, sino de aplicaciones que estáne en el Market y encima son populares y muy descargadas) recopilaban información sobre la posición de los usuarios y diversos números de teléfono, número que después pueden ser conveniente vendidos a una empresa de telemárketing por ejemplo sin demasiada dificultad.

Hace unos meses, se descubrió que una aplicacióne estaba enviando números de teléfonos almacenados en el terminal a un servidor remoto en China. La respuesta de Google fue clara, en Android se advierte al usuario de cuáles son los permisos que otorga a la aplicación antes de instalarla y la opción de añadir aplicaciones con orígenes desconocidos viene desactivada por defecto.

Sin embargo, no es suficiente, la mayor parte de las veces, los mensajes previos a la instalación de una app en Android donde se especifican los permisos y los accesos son tan cansinos que acabas por no mirarlos, simplemente le das a ‘Aceptar’ y a ‘Continuar’ prácticamente a ciegas ¿es problema del usuario? Sí, probablemente, ya que puede ver el listado de permisos, pero también del SO que no se lo pone precisamente fácil. La usabilidad del Market y la calidad de sus aplicaciones es un vergonzoso capítulo de otra historia que no viene al caso, incluso las oficiales como las de Twitter o Facebook están a años luz de las de iOS ( y digo iOS porque no tengo otra plataforma con la que comparar, no me digáis ni la Ovi Store ni el Blackberry App World).

Android para mí representa el icono y el estandarte de lo que deben ser los sistemas operativos móviles en un futuro, pero si quiere mantener esa posición con respeto y superioridad uno de los primeros pasos que debe dar es en la dirección de mejorar el Market, en calidad, en seguridad, en usabilidad y en establecer un mecanismo de control y de aprobación de aplicaciones más estricto, donde la libertad siga siendo prioritaria pero también el respeto al usuario, que después de todo ve su privacidad vulnerada por confiar en la tienda de aplicaciones de un sistema operativo que él ha elegido. Si hace todo eso, y lo hace bien,

Estimación Esfuerzo y Costes de un proyecto

La estimación del esfuerzo y el coste de un proyecto es una de las tareas mas difíciles en la gestión de proyectos de software.

En la actualidad, existen varias técnicas para realizar esta tarea, y aunque la teoría básica es sencilla encontrar información y aplicarlas con precisión y sentido común no lo es tanto…

En una serie de artículos que espero poder escribir pronto trataremos estas 3 técnicas:

· Puntos de Función: El método de Puntos de Función data de 1979. Sus objetivos son: Medir lo que el usuario pide independientemente de la tecnología proprocinando un factor de normalización para la comparación de distintos software.

· Puntos de Casos de Uso es un método de estimación de esfuerzo a partir de sus casos de uso. Fue desarrollado por Gustav Karner (el famoso Carmer según algunos) en 1993, basándose en el método de punto de función. Ha sido analizado posteriormente en otros estudios.

· COCOMO II: es un modelo matemático de base empírica. Incluye tres submodelos, cada uno ofrece un nivel de detalle y aproximación, cada vez mayor, a medida que avanza el proceso de desarrollo del software: básico, intermedio y detallado.

Existen algunas herramientas de estimación que implementan técnicas de descomposición, aunque aún no he encontrado ninguna que me convenza…a ver si en el devenir de los posts cambia mi suerte 🙂

A %d blogueros les gusta esto: